Las cosas como son

LA VERDADLas cosas como son

Vivimos en un mundo que aspira a ser democrático, y eso está muy bien. Sin embargo, parece que algunos piensan que la democracia se puede aplicar a todo. Para ellos, la mayoría es dueña de la verdad. Las cosas son como lo determina la opinión del grupo más numeroso. Ciertamente hay aspectos en los que cada uno tiene su opinión porque en gustos y colores… pero de ahí a que nos pretendan imponer una “verdad” por mayoría de votos hay una enorme distancia. No, la verdad no la hace el número, sino su coincidencia con la realidad. Aunque nos pusiéramos de acuerdo todos los seres humanos en declarar que la Tierra es plana y votáramos en sufragio universal, no por eso vamos a cambiar la forma de nuestro planeta. Lo importante entonces no es integrar la mayoría, que puede estar equivocada, sino conocer el ser y la naturaleza de las cosas, estudiarlos, profundizar en ellos, de tal forma que ampliemos nuestra sabiduría.

En estos días escuchamos y leemos opiniones de todo tipo sobre temas diversos y es natural que suceda en un periodo preelectoral, pero no podemos pensar que todas son verdaderas, como podemos deducir al constatar que unos dicen “blanco” y otros “negro” sobre una misma realidad y bajo un mismo aspecto: todos no pueden acertar. Por lo tanto, nuestro trabajo consiste en averiguar quién se acerca más al ser de las cosas.
Pongamos un ejemplo. Algunos sostienen que el aborto es un derecho de la madre porque la mujer es dueña de su cuerpo, para otros el aborto se justifica porque el concebido fue producto de una violación, otros lo justifican por un riesgo de la vida o de la salud de la madre (llamado terapéutico) y otros no lo justifican en ningún caso.

Si estudiamos un poco la embriología humana en un manual serio, conocemos bien que la nueva vida comienza con la fertilización del óvulo por el espermatozoide y que tendrá una información genética propia y distinta de la de los progenitores. En ese momento ya se forman los ejes que demuestran la existencia de un ser humano unicelular que, con continuidad y sin saltos, gradualmente se irá desarrollando. No hay, por tanto, otro momento para indicar el comienzo que la unión del espermatozoide con el óvulo. Esta es la naturaleza del origen de la vida que no está en nuestras manos cambiar. Por eso, eliminar la vida de un ser humano, de una persona ya concebida en el seno materno, es absolutamente condenable siempre. Ningún derecho de otro, si es que existiera, está por encima del primer derecho (la vida) del concebido.
Una violación no suele ser fecunda pero, si lo fuera, no se arregla con la muerte de un ser humano.

Por otro lado, actualmente son rarísimos los casos en los que el niño ponga en riesgo la vida de la madre; si se diera esta situación hay que tratar de salvar a los dos y, si se produce el aborto, será indirectamente. Lo que no es justificable es llamar terapia a la eliminación del feto. Tampoco se justifica un anticonceptivo que tiene un efecto antiimplantatorio e impide la anidación del embrión en el útero.

Otro tema que ha saltado a los medios es la unión homosexual. Desde el punto de vista biológico es conveniente recordar que un ser humano tiene una información genética XX o XY, en el primer caso es mujer y en el segundo varón, el gen gay no existe. Así es la realidad de la naturaleza humana. El sexo no es algo cultural, sino natural y está dispuesto naturalmente para la procreación. Por eso es complementario y por eso hasta el cerebro de la mujer es distinto al del varón. Lo demás son cuestiones de tipo patológico o desviaciones originadas en problemas personales o familiares en los que influye la educación, que por supuesto hay que comprender y tratar de reorientar. Los sexos son 2: masculino y femenino, el neutro queda para la gramática.

En resumen, comprensión absoluta con las personas pero, al mismo tiempo, defensa valiente de la verdad: las cosas como son.

(*) Biólogo Coordinador del Grupo de Investigación en Bioética de la Universidad de Piura.

4 Responses to “Las cosas como son”


  1. 1 Solo Equilibrio,no perfección noviembre 9, 2011 a las 5:26 pm

    Quizás menos “verdades” y más serenidad.
    Por qué la obsesión por pretender controlarlo todo… sexo, cuerpo y mente ajena? …eso también podría ser patológico,no??? tal vez un buen psicólogo puede explicar la raiz de esa otra forma de relacionarse con los demás.
    Gracias a Dios ningún humano jamás poseerá VERDADES ABSOLUTAS, ese es uno de los encantos más prístinos de la vida…vivir,explorar,respetar y jamás apropiarse de nada ni nadie.
    Dios tal vez nos hizo temporales para que hasta quienes se autoproclamen perfectos ó elegidos puedan terminar su ansiedad terrenal.
    (((Abrazos, paz y amor para cada ser humano con su genética única y respetable dentro y fuera de la mamá)))

  2. 2 Mayra Cueva noviembre 9, 2011 a las 3:53 pm

    Holas apoyo a esta asociación, muy interesante.. la mayoría y las opiniones de la gente vienen y van cambian, pueden ser mayoría, pero no significan que sean correctas, la verdad es la misma ayer hoy mañana y siempre , los tiempos y costumbres cambian, la verdad no.

  3. 3 Gianfranco Moreno noviembre 4, 2011 a las 8:25 pm

    Esto es una editorial de opinión, o el redactor también se cree dueño de la verdad? Espero que sea una opinión. De no ser asi, se contradice en el primer parrafo.

  4. 4 RobertoSalmon septiembre 18, 2011 a las 10:00 pm

    Que magnifico enfoque sobre la verdad. Eso es un principio que debemos defender, no se puede “crear” una verdad. La verdad resulta, como muy bien se establece en el articulo, de la confrontacion entre lo que creemos y la realidad. No hay medias tintas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Bienvenido

¡Hola! Somos Valores Humanos una asociación sin fines de lucro cuya labor es rescatar y resaltar los valores y principios que hacen al hombre un ser excepcional.

¡Tú puedes hacer el cambio!

Informativos Anteriores

A %d blogueros les gusta esto: