¿Qué esperamos de los nuevos alcaldes?

Al escuchar las propuestas de muchos de los candidatos a las alcaldías nos ha sorprendido la ausencia de un tema que a nosotros nos preocupa: la moralidad pública; aquella que influye en la formación de nuestros niños y jóvenes.

Es un tema que quizás no tenga la importancia inmediata que sí tiene la seguridad física o el tráfico vehicular; este último especialmente en Lima.

Sabemos lo que significa la “libertad de expresión”, pero también tenemos la responsabilidad de educar en valores a nuestra juventud. Nos lamentamos de la conducta irracional de las barras bravas, del desprecio por la vida humana, de la destrucción de la familia y de tantas cosas más, y no nos damos cuenta de que los medios de comunicación–incluida la publicidad- tienen una grandísima responsabilidad en todos estos hechos. Los modelos que transmiten son todo lo contrario a la vida, el matrimonio y la familia. Por ese camino nos vamos insensibilizando poco a poco.

En todo ello los alcaldes –especialmente provinciales- tienen una gran tarea a realizar. Pueden reglamentar los contenidos de la publicidad callejera, pueden prohibir la exhibición de algunos suplementos de diarios chicha, impedir espectáculos públicos que van en detrimento de la dignidad de las personas, etc.

Ojalá no se queden sólo en realizar obras públicas –muy necesarias- y en aumentar el número de efectivos del serenazgo.

2 Responses to “¿Qué esperamos de los nuevos alcaldes?”


  1. 1 María del Carmen Herrera noviembre 6, 2010 a las 2:34 am

    Muy acertado el tema que se ha tocado en el editorial de Valores Humanos, los alcaldes deben velar por las buenas costumbres y pacificación en la ciudad. Permitir anuncios en las vías públicas que fomenten los valores que procuran la sana convivencia entres los ciudadanos. Custodiar que los espectáculo públicos fomenten la buena cultura, edificando a la persona. Esperamos que no permitan lo que se ha permitido en la gestión que ha culminado: espectáculos vulgares, vallas o carteles indecentes que fomentan bajos instintos.

    Gracias por su labor.

  2. 2 Cesar octubre 28, 2010 a las 7:59 pm

    Lo que sucede es que la moralidad se a convertido en algo “relativo” y depende de cada persona, por eso, sí los nuevos alcaldes hablan de moralidad, lo hacen desde su propia perspectiva.

    Para la actual alcaldesa de Lima no es inmoral “abortar”, ni los “matrimonios homosexuales”, ella cree que es un derecho, por lo tanto, de nada servirá que ella diga “que respetará la moral”, porque es “su moral”.

    Lamentablemente hoy en día es así. La escala de valores no es universal, ni para todos, sino que cada persona la acomodad a su conveniencia de vida, económica, intereses, conciencia, etc.

    Lo que se debe pedir a la alcaldesa es que RESPETE LA CONSTITUCION: Respeto a la vida desde su concepción, respeto al matrimonio natural y que no IMPONGAN SUS IDEAS NI IDEOLOGIAS PRIVADAS EN EL SECTOR PUBLICO.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Bienvenido

¡Hola! Somos Valores Humanos una asociación sin fines de lucro cuya labor es rescatar y resaltar los valores y principios que hacen al hombre un ser excepcional.

¡Tú puedes hacer el cambio!

Informativos Anteriores

A %d blogueros les gusta esto: